Vivimos momentos históricos histéricos. Según la nueva revelación mediática, estamos mal informados por noticias falsas, que nos llegan a través de los medios sociales como Facebook. O sea, la humanidad se ha dado cuenta finalmente que las noticias y la publicidad son la misma cosa.

Igual dejamos que los medios internacionales nos cuentan que el “separatismo” catalán es malo. O sea: es malo para los negocios de algunos.

Image for post
Image for post
Un mensaje no tan separatista

Ahora el jefe de la rebelión catalana se refugia en Bruselas, la capital de la unidad europea. Vaya qué contradicción. Francia, Alemania, la Unión Europea, incluso países sudamericanos como Argentina ya respaldaron a España en su lucha para “conservar la unidad” y combatir a los separatistas nefastos. Yo me pregunto: cómo puedes acusar a alguien de separatista si no pertenece? El derecho de autodeterminación, no es justamente la base del derecho internacional?

Los medios internacionales, especialmente el BBC de Londres, ponen énfasis en que Puigdemont se escapó a Bélgica porque en aquel país gobierna el NVA, un partido “separatista”. Rarísima esa insinuación. Porque el NVA, si bien viene del riñon del nacionalismo flamenco, ha estado gobernando a Bélgica junto con los liberales francófonos por más de 3 años y en perfecta armonía, según tengo entendido. Los únicos separatistas europeos que yo conozco son los británicos. Se decidieron separar de Europa en junio en 2016. Los demás pueblos europeos quieren pertenecer a la Unión Europea. Una Europa que respeta a las minorías y las particularidades de cada región.

Ahora los medios internacionales, nos van a contar que el catalán es un dialecto, no un idioma. Y que el deseo de sentirse Catalán, es un capricho.

Seguro que Merkel y Macron, herederos de conglomerados que algún día eran estados-nación van a apretar las tuercas a los políticos belgas. Espero que Charles Michel no será tan cobarde como su padre Louis. En 2003, el entonces ministro de relaciones exteriores se opuso, junto con el premier Guy Verhofstadt, a los Estados Unidos de Bush jr cuando este pretendía utilizar al puerto de Amberes para pasar armamento bélico. Estados Unidos amenazó con retirar todos sus negocios de Bélgica y Michel y Verhofstadt achicaron rápidamente. Por ahora Michel jr. se mantiene firme. Por ahora estoy orgulloso de mi país. Ojalá que este episodio ayuda a cambiar la Unión Europea desde adentro y que la gente decida en vez de las corporaciones y los grandes intereses. Porqué por donde lo ves, no hay nada malo en el deseo de los catalanes de decidir sobre su futuro. Al contrario.

Written by

Reporter. Writer. South America. Biking. Rowing. Twitter @argentomas. Recently published “Computer Crashes” on Air disasters.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store