Que pasará con las represas patagonicas?

Que pasó con el ultimo mega-proyecto anunciado por el Kirchnerismo? Las proyectadas y licitadas represas hidroeléctricas Nestor Kirchner y Cepernic que iban inundar gran parte de la Patagonia y afectar a los glaciares. Quedaron en stand-by bajo la administración Macri, aunque todo indica que se llevará adelante la obra.

Desde El Calafate, por Tom Dieusaert.

Image for post
Image for post
El Río Santa Cruz

En el 2015, menos de un año antes del traspaso del poder, la ex-presidente Cristina Kirchner, anunció una mega-obra que, según las pautas propagandísticas vigentes, iba a beneficiar a la región de Santa Cruz, crear miles de puestos de trabajo y aportar los necesarias megavatios para el déficit energético del país. Como siempre, todo lo que fue anunciado bajo el Kirchnerismo — trátese de algún fideicomiso lanzado por De Vido u obras públicas para todos los argentinos — pecaba de falta de transparencia e incoherencia de criterio.

Image for post
Image for post
Ubicación de las dos represas: La Kirchner y la Cepernic

La visita del presidente Chino

En la Casa Rosada deben haber pensado: Tenemos problemas de caja. China está listo para surtir algunos mil millones de yuanes, a cambio de inversiones. Argentina tenia (y tiene) un déficit de electricidad. Y desde hace años hay una idea dando vuelta (o proyecto, cuando a esa idea se une un contrato de consultoría) para aprovechar el caudal del Rio Santa Cruz. El pretexto ideal se dio con la visita del presidente Chino Xi Jinping a la Argentina en febrero del 2015, algo que también terminó en esa extraña decisión de construir la estación satélital china en Neuquén.

Se armó una licitación, sin que existiera un proyecto definido o un estudio medioambiental y la gano Electroingenieria junto con Hidrocuyo la empresa china Gezhouda, bautizada para la ocasión: Represas Patagonia. En la ruta 9, entre El Calafate y Puerto Santa Cruz empezaron las obras para limpiar el terreno, cientos de obreros fueron contratados, se construyó un campamento en la estancia La Enriqueta y trajeron camiones y excavadoras de China. Eso fue durante el 2015. Gana Macri y todo se paró. Quid?

Image for post
Image for post
Obreros en la estancia La Enriqueta

No comment

“Yo quise entrar a trabajar en la empresa e hice las pruebas de salud, porque siempre trabaje en obras de carretera,” me cuenta un taxista oriundo de Formosa, “pero no me terminaron de contratar porque a fines de 2015 (después de las elecciones, td) todo cambió … Los compañeros que ya habían entrado los enviaron de nuevo a casa, con sueldo. Pero hasta ellos hace un par de semanas fueron despedidos.”

En la empresa Represas Patagonia confirman que desde que ganó el PRO sorpresivamente las elecciones, el destino de las represas quedó incierto. Según el vocero, Mariano Russo, “el Ministerio de Energía es el responsable de atender las requisitorias periodísticas.” Y en el Ministerio de Energía el vocero dice: “Por el momento no tenemos información para comunicar sobre el tema, cuando haya novedades las comunicaremos…”

Lo que si deja entrever el contratista, es que la empresa que gano la licitación, no quedó excluida del proyecto por parte del nuevo gobierno, pero que “el Proyecto del Aprovechamiento Hidroeléctrico del Río Santa Cruz (sic) está siendo analizado en todos sus aspectos: Técnico, Económico, Financiero y socio ambiental,” dice Russo.

Image for post
Image for post
La obra en situ

Daño a los glaciares

O sea, el gobierno de Macri está asumiendo el compromiso del gobierno anterior, probablemente porque ya los socios chinos y argentinos invirtieron sumas importantes en el proyecto. Pero decidió llevar a cabo los estudios ambientales y técnicos, que normalmente se deberían haber hecho antes de largar la licitación. Y otro detalle: Si el gobierno de Macri decide seguir adelante con la represa, seguramente llevara otro nombre que el del fallecido ex presidente santacruceño.

“No creo que se puede echar para atrás el proyecto,” calcula la medioambientalista Ana Maria Segretin de la ONG Calafate Ambiental. “Si el país ya tomó un compromiso. Además no creo que alguien quiera pagar las indemnizaciones.”

Pero existen serias críticas de los ecologistas sobre el proyecto. Las dos represas proyectadas (la primera de mayor caída será la Nestor K y la segunda, más cerca del Atlántico, se llamara Jorge Cepernic, un ex-gobernador santacruceño) afectaran los glaciares. En qué sentido?

Image for post
Image for post
Malena Von Scheidt, Liliana Frias y Ana Maria Segretin de la ONG Calafate Natural (con una amiga)

“El ingeniero Gerardo Bartolomé nos explicó que la altura proyectada de la primera represa, iba ser de 180 metros sobre el nivel del mar. Es exactamente el mismo nivel del lago Argentino, lo que podría causar un reflujo de agua al lago y una especie de marea. Eso provocaría irremediablemente el desprendimiento de hielo del Perito Moreno y los otros glaciares que desembocan en el Lago Argentino, como sucede con otros glaciares que terminan en el mar como el Balmaceda (Chile).”

Pero desde que Segretin atendió la primera audiencia pública sobre las represas y los glaciares en diciembre 2015, celebrada en la localidad de Piedra Buena, algunas cosas cambiaron. Quizás por la presión de los ecologistas en los medios de comunicación. El ingeniero Bartolomé juntó miles de firmas en Change.org para evitar que se haga el proyecto de las represas en su forma original.

“Modificaron el proyecto,” dice Segretin. “La primera represa la bajaron a una altura menor con lo cual no habrá ningún efecto sobre los glaciares.” “Por otro lado entendí que hay cambios técnicos y que van a instalar las turbinas abajo en vez de arriba.” Pero la obra sigue adelante y eso significa que se va a inundar una gran parte de la pampa patagónica entre el Lago Argentino y la costa Atlántica.”

“La gente de Buenos Aires se suele referir al desierto patagónico”, dice otra integrante de Patagonia Natural Liliana Frías, “pero en realidad no es un desierto propiamente dicho. Es la estepa patagónica con su propia riqueza de fauna y flora, su capacidad de captar luz solar y agua, su fauna como los guanacos y pumas, todo esto va quedar debajo del agua. Las represas van a cambiar la orografía definitivamente.”

Según Segretín y las otras defensoras del medio ambiente, el ente encargado de hacer el estudio de impacto medioambiental es la Universidad de la Plata, especializada en represas hidroeléctricas. “Están tomando el trabajo seriamente. De hecho también viajaron a China para ver las turbinas que se están construyendo para la empresa.”

Aunque las ecologistas ya consideran la construcción de las represas como un hecho consumado, tienen otra preocupación. “Como esta proyectado ahora, la energía generada por las represas (se habla de una capacidad en total de 1.7MW o 4% de la capacidad energética argentina) se va transportar a Madryn, para que de ahí vaya para Buenos Aires. Justamente la idea de las represas siempre era generar energía para Santa Cruz pero aquí faltan proyectos industriales para aprovechar esa energía,” dice Segretin. “Pienso en una industria ligada a la cría de ovejas, o incluso guanacos, la industria lanar, textil, carne procesada… Por ahora lo único que hay acá son piedras.”

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store